PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

sevilla



Para pasar un buen fin de semana en Sevilla hay muchas propuestas turísticas y culturales que se pueden recomendar a los viajeros. Todo comienza con buscar un alojamiento interesante, y en este aspecto una recomendación de calidad es el Hotel Bécquer, que tiene habitaciones y servicio de spa, entre otras cosas.

Una vez salimos del hotel, si tenemos ganas de probar el pescado frito más característico de la zona de Sevilla, podemos poner rumbo hacia el Kiosko de las Flores, que lleva proporcionando satisfacción a sus clientes desde hace más de setenta años.

En cuanto a las visitas culturales, hay que destacar lugares como el Museo Arqueológico de Sevilla, que garantiza 2 horas de ruta turística por sus exposiciones, el Museo de Carruajes, realmente curioso y diferente a todo, y el Museo del Baile Flamenco, que reúne lo más famoso de este conocido baile.

Quienes busquen una actividad un poco más emocionante, para toda la familia y sobre todo pensando en los niños, tienen dos lugares a los que ir con garantías de pasar un día muy divertido: Aquópolis Sevilla, que ahora en verano es una opción de lo más recomendable, o el Zoo de Sevilla, que no sólo tiene animales, sino también dinosaurios.



Imagenes:
archivo:Sevilla.jpg


Son muchos los museos arqueológicos que se pueden visitar en España, pero el de Sevilla es uno de los que más interés suscitan entre los turistas, en especial debido a la gran cantidad de piezas de gran valor que expone.

Uno de los principales atractivos de este museo es que cuenta con una gran cantidad de salas y muy variadas muestras arqueológicas de todo tipo de épocas. Se puede comenzar viendo los artículos que hay procedentes del Paleolítico Inferior para después ir recorriendo la historia, pasando por muestras del Imperio Romano, de los árabes, y de la Edad Media en general.

No faltan tesoros, piezas de oro y otras reliquias muy valiosas que han sido recuperadas de distintas culturas y países a lo largo de la historia. Todos estos materiales dan como resultado una visita completa al museo que se alarga durante alrededor de dos horas viendo cada uno de los objetos en exposición y siguiendo la ruta básica que el museo tiene a disposición de los visitantes.

Como de costumbre, el museo, muy recomendado sobre qué ver en Sevilla, también tiene biblioteca, archivo y taller de restauración donde se ocupan de trabajar con todas las piezas que llegan a las manos de los expertos. Además de esto, se suelen organizar actividades especiales.

Vía: Museo Arqueológico de Sevilla



Imagenes:
archivo:Museo-Arqueologico-de-Sevilla.jpg


En el verano una de las mejores opciones a las que dedicar el tiempo libre en un fin de semana en Sevilla es al parque acuático Aquópolis, que dispone de un gran número de atracciones dirigidas a todo tipo de público, incluida una exclusiva en España, la conocida como Turbolance.

Las zonas de diversión de Aquópolis Sevilla se dividen en tres categorías distintas: moderadas, de alta emoción, e infantiles. Con estos tres tipos de atracción, el parque se ocupa de mantener entretenidos a todos los visitantes, desde los más pequeños hasta los más mayores. Por ejemplo, pensada para todos se encuentra la atracción del hidromasaje, una zona acuática con chorros de agua pensados para relajar el cuerpo de las personas que necesiten un pequeño descanso después de toda la diversión y emoción de las demás atracciones. En este estilo también destaca la piscina de olas.

Pero quienes busquen más emociones fuertes tendrán en su mano los supertoboganes, la tirolina, los sinuosos, o los ríos rápidos. En base, una gran selección de atracciones.

Además de esto, Aquópolis Sevilla dispone de una curiosa zona VIP para relajarse, disfrutar del sol, leer un periódico y pasar un momento en privacidad para máximo cuatro personas por plaza. No se puede olvidar, por su parte, que Aquopolis tiene tienda y otros de los servicios habituales en estos parques.

Vía: Aquopolis Sevilla



Imagenes:
archivo:Aquopolis-Sevilla.jpg


Si buscamos alojamiento para un fin de semana en Sevilla, una de las mejores opciones es el Hotel Bécquer. Se trata de uno de los hoteles más conocidos de la ciudad, al nivel de la figura artística que representa con su nombre al centro.

Uno de los rasgos más característicos del hotel es que se encuentra en la antigua Casa Palacio de los marqueses de las Torres, lo que implica que las instalaciones, el edificio y la decoración en general, nos van a trasladar a un ambiente de lujo y de gran historia y cultura. Para un mayor disfrute de los visitantes, se mantienen los elementos arquitectónicos más populares de la estructura, como las rejas renacentistas utilizadas en su diseño.

Por otro lado, y como no podía ser de otra manera, el Hotel Bécquer está en una zona muy céntrica, no demasiado lejos de la Plaza de Toros y de la Catedral de la Giralda. En los alrededores hay numerosas zonas comerciales y se encuentra el centro histórico de la ciudad de Sevilla. Todo ello hace que resulte un hotel de lo más recomendable.

Además, dispone de habitaciones dobles standard, superior, y junior suites, para una elección apropiada dependiendo del tipo de alojamiento que estemos buscando. Y para quienes busquen más descanso: piscina y servicio de spa.

Vía: Hotel Bécquer



Imagenes:
archivo:Hotel-Becquer.jpg


Está al lado del río Gualdalquivir y destaca como uno de los lugares más emblemáticos de Sevilla en lo referente a un buen restaurante donde comer pescado frito. No en vano lleva abierto desde hace más de 70 años, tiempo durante el cual el Kiosko de las Flores ha capturado la atención de todo tipo de personas y turistas.

Su pescado frito se caracteriza por alcanzar un estado de fritura preciso, destacando algunos platos en especial que recomiendan los responsables del lugar, como el adobo, las puntillitas, y las ortiguillas, que ayudan a disfrutar de una comida inolvidable para los aficionados a este tipo de comida.

Los turistas que estén disfrutando de un fin de semana en Sevilla, pueden optar por el Kiosko de las Flores especialmente si viajan en grupo, dado que se ofrece un menú para varias personas en el que se incluye una interesante selección de propuestas, aunque los platos de carta también resultan de lo más llamativos.

Pero su principal oferta al público son los pescados fritos, con calamares, chanquetes con huevo, tacos de varios sabores, boquerones, huevas fritas, gambas, o pavías. En definitiva, un lugar ideal para comer en Sevilla y disfrutar, ahora en verano, del buen tiempo y su terraza.

Vía: Kiosko de las Flores



Imagenes:
archivo:Kiosko-de-las-Flores.jpg


Quienes viajan a Sevilla con el objetivo de pasar unos días rodeados del mejor valor cultural y artístico, encuentran una gran cantidad de museos con la que disfrutar.

Uno de los más curiosos y al menos de los que en más clásico edificio se encuentran es el Museo de Carruajes, que ofrece a los visitantes unas exposiciones de lo más particulares. Gracias al lugar en el que se encuentra, se trata de una muy clara recomendación en relación a qué ver en Sevilla.

El museo está situado en un antiguo convento que fue construido en 1574, y que a lo largo de los años ha ido cambiando de manos hasta que en 1992 lo utilizara el gobierno con fines culturales. En la actualidad ofrece a los interesados el Museo de Carruajes en su planta baja, donde se reúnen piezas de notable valor histórico, entre ellas algunos de los carruajes que mejor representan el paso del tiempo en relación a este vehículo y su presencia en Sevilla.

Además de esto, el Museo de Carruajes tiene varios patios muy bien diseñados, y salas que se pueden reservar y alquilar para llevar a cabo eventos muy variados, como bodas o desfiles de moda. La entrada tiene un precio de 2.40 euros.

Vía: Museo de Carruajes



Imagenes:
archivo:Museo-de-Carruajes.jpg


A la pregunta sobre qué ver en Sevilla, si lo que buscamos son soluciones culturales de variedad y que caractericen a esta famosa ciudad, una muy buena recomendación se encuentra en el Museo del Baile Flamenco.

Este museo es el punto de partida a introducirnos en el baile flamenco y todo lo que lo rodea, desde lo más básico, hasta esos detalles que sólo se pueden descubrir y conocer en un lugar tan histórico como este. La cultura de Andalucía, y no sólo lo relacionado con el flamenco, es lo que encontramos en el museo gracias al trabajo que realiza su máxima responsable, la bailaora Cristina Hoyos.

El Museo del Baile Flamenco de Sevilla se encuentra dividido en cuatro zonas: un sótano, planta baja, primera y segunda planta. Cada una de las áreas está dedicada a un elemento independiente que hace más cómoda y estructurada la visa. Por ejemplo, la segunda planta es la que se utiliza para las exposiciones que van rotando, y donde es posible encontrar algunos materiales de lo más interesantes.

En la primera planta el flamenco ocupa un papel protagonista con las últimas tecnologías, mientras que la planta baja es donde está el patio, de tradicional estilo andaluz, un área de enseñanza, y la tienda, indispensable para llevarnos algún recuerdo de la visita. Por último, el sótano es la mejor representación de la historia de Andalucía, puesto que está preservado respecto a su origen en el siglo XVIII.

Los interesados en visitar el museo pueden ir de lunes a domingo entre las 10 y las 19 horas, pagando entrada de 10 euros adultos y 6 euros los niños.

Vía: Museo del Baile Flamenco



Imagenes:
archivo:Museo-del-Baile-Flamenco.jpg


El Zoo de Sevilla, también conocido como Mundo Park Zoo Guillena-Las Pajanosas, está abierto de lunes a domingo y es uno de los lugares más recomendables si no sabemos qué hacer en Sevilla.

Tiene unas instalaciones que están divididas en zonas temáticas dependiendo de los animales que encontraremos en ellas. Por ejemplo, una de las zonas está dedicada a los tigres blancos, mientras que en otras podemos ver en acción a los jaguares, y también hay dos aviarios, un área de lemures y otra de leones.

Lo más curioso del Zoo de Sevilla es que no sólo se centraliza en ofrecer a los visitantes la oportunidad de disfrutar con animales vivos, sino que también hay algunas zonas en las que consiguen el protagonismo otros tipos de seres, como representaciones a tamaño real de dinosaurios muy detallados.

Este es uno de los elementos más famosos ente los niños, pero también hay otras particularidades del zoo muy llamativas. Por ejemplo, una zona dedicada al mundo de los bonsais, y otra en la que lo que se intenta es representar la esencia de la selva en su máxima expresión. No falta, por otra parte, un mini zoo con animales de granja que los más pequeños de la casa podrán tocar de forma segura.

Vía: Zoo de Sevilla



Imagenes:
archivo:zoo-de-sevilla.jpg


No podíamos pasar esta semana sin hablar de una ciudad emblemática, y una fiesta española mundialmente conocida: Sevilla y la Feria de Abril. Y es que si no has pensado qué hacer este fin de semana puedes preparar una escapada de los más inesperada a Sevilla, porque ser espontáneos es algo inherente en nuestra cultura, y todavía más si estás rodeado de música, alegría,color, y baile como es la feria de abril.

Puedes ir en coche, avión, o tren, pasar una noche o tal vez dos desde el viernes hasta el domingo, tienes varios alojamientos por los que decidirte, hoteles, apartamentos, casas rurales, lo mejor es hospedarte en algún pueblo cercano a Sevilla, para poder disfrutar de la tranquilidad, y elegir libremente cuando entregarte de lleno al bullicio. El más cercano es Camas o San Juan de Aznalfarache a 4km, desde esta distancia hasta San Jose de la Rinconada a 10,9 km de Sevilla, o Coria del Rio a 11km de Sevilla, hay muchos otros que pueden asegurarte alojamiento, durante este fin de semana tan concurrido. 

Para acceder a la feria de abril lo puedes hacer en transporte público o bien en coche, y aparcar en el parking acondicionado del recinto, con una capacidad para 20.000 vehículos. La venta de los abonos se realiza en el Corte Inglés, y son validos hasta el 9 de mayo a las 2 de la madrugada. En el recinto de la feria de abril de Sevilla, existen numerosas casetas y puestos ambulantes que ofrecen comida y bebida, los vestidos de las damas, típicos trajes de flamenca, que compiten entre sí amistosamente, a ver quien luce mejor, carruajes y el alumbrao, es el gran envoltorio de una fiesta llena de tradición que se lleva celebrando desde 1846.

Pero en Sevilla, aunque parezca imposible durante estas fechas, puedes hacer otras cosas además de asistir a la feria, aprovechar para visitar la Giralda en la avenida de la Constitución, actualmente hace funciones de campanario y es parte de la Catedral de Sevilla, y antiguamente era el alminar de la mezquita almohade. El horario para el púbico es de lunes a sábado de 11 a 17h, y los domingos de 14:30 a 18:00h, por lo que no hace falta que madrugues mucho. 

Otro monumento característico de la ciudad de Sevilla, es la Torre del Oro en el paseo de Colón, actualmente en la torre está situado el Museo Naval. Y por último recomendamos para esta escapada de fin de semana, no perderte, ya que estás en Sevilla, la exposición que estará hasta el 30 de mayo: “Sevilla y los Machado” en el Centro Cultural Santa Clara, antiguo convento  en la calle Becas. Allí podrás ver fotografías, cuadros, figuras, cartas, manuscritos, todo sobre la familia Machado y su especial relación con Sevilla:

“Cádiz salada claridad

Granada agua oculta que llora

romana y mora Córdoba callada

Málaga cataora

Almería adorada

Plateado Jaén

Huelva la orilla de las tres carabelas,

Y SEVILLA”



Imagenes:
archivo:sevilla.jpg


La semana santa en Sevilla puede ser una auténtica sorpresa, sobre todo si buscamos un plan original y distinto con el que disfrutar en compañía de los amigos o toda la familia en grupo. ¿Habéis imaginado cómo sería luchar en una batalla en vivo contra vuestros hermanos, primos, tíos, tías, e incluso con la participación de los abuelos?.

Los responsables de Paintball Division en Sevilla garantizan que sus servicios indoor están recomendados para personas de cualquier edad, con excepciones, pero desde 1 hasta 100 años, mientras el cuerpo aguante y haya ganas de pasarlo en grande durante la hora y media que dura cada una de las sesiones.

Esta empresa organiza partidas de Paintball Laser, al precio de 16 euros por persona, y que no deja manchas, no duele, y permite ser disfrutado por personas de cualquier edad. Se fundamenta en seis juegos distintos en los que es posible participar usando armas de laser que resultan de lo más avanzadas y originales.

También, cómo no, se llevan a cabo partidas de Paintball Reball, que es un poco más caro, 20 euros por persona, pero aumenta el realismo sin manchar, y en escenarios interiores. En esta modalidad sí disparamos de verdad, pero en el precio entran todas las recargas que necesitemos, dándonos un cargador lleno al princpio de cada desafío. El Paintball Reball sí requiere cierto esfuerzo físico, y en este aspecto ya se recomienda tener precaución con los jugadores, siendo obligatorio que tengan al menos 14 años.

Este servicio en Sevilla no sólo se recomienda en días festivos de semana santa, también para despedidas de soltero y soltera, reuniones de amigos, bodas, comidas de empresa, y en muchos más eventos donde queramos confraternizar con los asistentes.

Vía: Sevilla Paintball Division



Imagenes:
archivo:Paintball-Division-Sevilla.jpg