PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

madrid



Los restaurantes temáticos de terror son de lo más divertidos, pero una vez hemos visitado varios, llega un momento en que buscamos algo diferente en este tipo de temas.

Esto es lo que hace Enigmatium, un restaurante espectáculo situado en Madrid donde los asistentes se convierten en parte del plato fuerte de la noche.

Si visitáis la Semana Santa en Madrid, puede ser un destino más que recomendable. Porque el restaurante trata de sorprendernos, de hacernos partícipes de algo diferente. El espectáculo consta de una aventura de misterio, intriga, humor y magia, en la que los comensales toman parte de manera directa. Es una cena de misterio, en la que vamos a tomar decisiones que afectarán al desarrollo de la noche y que nos permitirá ser parte del espectáculo. Con el apoyo de los actores y camareros nos veremos envueltos en situaciones de lo más divertidas con finales variados en los que no faltarán sorpresas.

El menú está formado por dos opciones en cada uno de los platos, primero y segundo, entre los que se incluyen corona dorada hojaldrada con flambeado de cebolla, lomitos de dorada horneados, solomillo de cerdo escalopado, o lingote de pudding de cabracho con langostinos, además de tarta de san marcos como postre. Las bebidas son de barra libre en sangría, cerveza y agua.

Vía: Enigmatium



Imagenes:
archivo:Enigmatium.jpg


¿Has pensado en cómo sería visitar un restaurante donde en lugar de sentarte te pudieras tumbar?. Eso es lo que propone Laydown, un club de lo más estilizado en el que se cambia la manera en la que disfrutar de todo lo que nos ofrece.

No nos vamos a sentar en sillas, nos tumbaremos en camas, y las podremos compartir en grupos de distintas personas. Si queremos una cama privada e íntima, la tendremos, pero si visitamos el club con un buen número de amigos, también habrá espacio para nosotros y la diversión será mucho mayor.

En Laydown se llevan a cabo actuaciones en vivo y el ambiente es ciertamente particular, muy distinto a todo lo que hayáis visto antes. En cuanto entréis en calor y os sintáis como en casa, os podréis quitar los zapatos, tomaros una copa apoyando la cabeza en la parte de atrás de la cama y estar lo más cómodos que podáis imaginar. Para amenizar la noche hay una carta muy suculenta, llena de platos interesantes, además de bebidas y postres, como coulant de chocolate caliente con helado de vainilla y caramelo o sorbete de limón, mandarina o mango con cava L´Hereu Brut o vodka.

Con la música y el humor como telón de fondo, la experiencia de estar en un club-restaurante donde en lugar de sillas hay camas, y la originalidad de su carta, Laydown es un buen sitio para cenar si tenemos pensado hacer una escapada romántica.

El restaurante se encuentra en Madrid y Valencia.

Vía: Laydown



Imagenes:
archivo:laydown-club.jpg


Una buena propuesta para quienes se preguntan qué ver en Madrid es visitar el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), un centro que combina la investigación científica con la posibilidad de permitir a los visitantes disfrutar con especímenes de lo más interesantes.

Los amantes de la arquitectura apreciarán que este museo se encuentra localizado en el Palacio de Exposición Nacional de la Industria y de las Artes, un edificio datado de 1887 en el que han participado importantes arquitectos y que ha sido el lugar donde se han llevado a cabo importantes exposiciones. Los motivos cerámicos de su estructura se han ido perdiendo con el paso del tiempo, pero el edificio mantiene el aspecto señorial que caracterizó a las construcciones de su época.

El museo goza de un buen surtido de exposiciones muy variadas, divididas en temas tan sugerentes como aves y mamíferos, anfibios y reptiles, entomología, invertebrados, prehistoria, e ictiología. Además, destaca una fonoteca zoológica, exposiciones especiales de tipo temporal, biblioteca, y eventos especiales. En este último aspecto, por ejemplo, brilla la llegada de un espectacular esqueleto de ballena de más de 20 metros, que a buen seguro se convertirá en uno de los grandes puntos de interés del museo.

En definitiva, si tenemos ganas de ver en Madrid un museo interesante relacionado con las ciencias naturales, el MNCM es un lugar que no decepcionará.

Vía: MNCN



Imagenes:
archivo:Museo-Nacional-de-Ciencias-Naturales.jpg


En tres lugares distintos de nuestro país nos encontramos Aventura Amazonia, un parque de lo más diferente y curioso, que puede ser un lugar ideal en el que pasar un buen fin de semana en Madrid.

Lo que nos encontramos en este lugar creado por profesionales de la aventura es un turismo de aventura muy especial, en el que disfrutar de un montón de actividades curiosas dirigidas a personas de todas las edades que, eso sí, tengan una pizca de espíritu aventurero, porque eso es lo que prima en estos parques.

Aventura Amazonia tiene tres sucursales, dos en Madrid (Cercedilla y Pelayos) y uno en los Pirineos (Villanúa). Las instalaciones son similares en todos, contando con áreas para todos los públicos, incluso algunas pensadas para que los más pequeños de la casa también se pongan en forma gastando adrenalina de manera segura y emocionante.

Tirolina, saltos en liana, escalada, recorridos por la jungla, pruebas atléticas donde poner a prueba nuestra resistencia y habilidad, zonas donde convertirnos en exploradores, y otras actividades físicas son algunas de las cosas que nos encontraremos en estos curiosos parques de entretenimiento.

En todas estas actividades la seguridad será el elemento dominante, dado que los responsables del parque vigilan para que nada salga mal.

Vía: Aventura Amazonia



Imagenes:
archivo:Aventura-Amazonia.jpg


Además de ser la capital, un lugar que en ocasiones puede parecer frenético y alocado, donde la gente no para por nada ni por nadie, Madrid es un sitio perfecto al que dedicar una escapada romántica de fin de semana.

Para comenzar, si tenéis un presupuesto considerable, os recomendamos alojaros en el hotel Zouk, que os permitirá dar final a un día lleno de emoción y buenas vibraciones. Su piscina interior, el jacuzzi, e incluso la cama de agua, serán las herramientas ideales para que os desplacéis a un mundo de placer como ningún otro y descanséis de todo el ejercicio que hayáis realizado durante el día.

Pero antes de ir a Zouk, podéis dedicar el día a otras actividades. Dependerá de lo que estéis buscando, pero un plan romántico de primer nivel pasa por visitar el Real Jardín Botánico, ver un buen musical en la Gran Vía, hacer unas compras íntimas en el centro de la ciudad, que está abierto los domingos, ver la Cibeles, o visitar el Retiro paseando de manera tranquila en compañía de nuestra pareja.

Madrid esconde muchos secretos y lugares que merece la pena visitar, de algunos de los cuales ya hemos hablado anteriormente y que es recomendable investigar. En cualquier caso, tomemos la decisión que tomemos, es una ciudad perfecta para llevar más allá nuestra relación amorosa.



Imagenes:
archivo:Cibeles-Madrid.jpg


Parece que en nuestro país estamos acostumbrados a que los domingos sean días muy tranquilos, en los que las tiendas estén cerradas y sea imposible ir a muchos lugares, cerrados por descanso.

Pero el Centro de Madrid está totalmente abierto, y como los habitantes de la ciudad ya saben, es una de las zonas más vivas de la capital, donde hay tiempo y espacio para hacer cualquier cosa que se nos ocurra. Además de las tiendas, que rodean la calle Preciados con algunos de los comercios más importantes del país, como El Corte Inglés (con varios edificios), Fnac, o los establecimientos especializados en moda más punteros, hay una gran oferta de restauración, donde se dan la mano los restaurantes de toda la vida, aquellos que no representan cadenas comerciales, con los servicios de comida rápida más clásicos de la zona.

Por otro lado, la remodelación de la Plaza de Callao la convierte en un lugar perfecto de encuentro y descanso, con algunos bancos en los que nos podemos sentar para relajarnos del frenético ritmo que se respira en el centro de Madrid. Los múltiples teatros de los alrededores de la Gran Vía por la tarde, los cines, e incluso las cafeterías y pastelerías donde tomar postres, dan forma a uno de los mejores destinos, y uno de los más sencillos, para pasar un domingo más activo de lo que podamos imaginar.

Así, un fin de semana en Madrid, no tiene porqué estar marcado por los paseos y la visita de museos, también podemos hacer rutas comerciales y visitar tiendas como en cualquier otro día de la semana.



Imagenes:
archivo:Gran-Via-de-Madrid.jpg


La ciudad de Madrid dispone de un buen número de museos que nos permiten disfrutar con materiales, exposiciones y actividades diversas, alejadas aunque no lo parezca del arte más clásico habitual en la mayor parte de galerías.

Una buena recomendación sobre lo que ver en Madrid es el Museo del Ferrocarril, que lleva más de 25 años permitiendo a los asistentes viajar al pasado mediante el recuerdo y el disfrute de máquinas, maquetas, fotografías y documentos que tienen gran valor histórico.

Destaca, sobre todo, el importante lugar donde está emplazado el museo, dado que se trata de la Estación de Delicias, inaugurada originariamente en el año 1880 y que gozó de gran importancia en nuestro país, siendo testigo de notables acontecimientos y sucesos que han acabado pasando a la historia.

Como último incentivo a los montones de trenes y máquinas clásicas que encontraréis en exposición, hay que destacar que hay días en los que se realizan actividades muy especiales, como el mercadillo de modelismo o exposiciones en las que disfrutaremos de objetos y piezas exclusivas que dan la vuelta al mundo.

El Museo del Ferrocarril de Madrid tiene una tarifa de 5 euros la entrada general, o 3.50 euros la reducida para mayores de 65 años, pensionistas, niños de entre 4 y 12 años, o estudiantes. Las personas que estén en el paro podrán entrar de manera gratuita previa acreditación de su situación legal. Además, los sábados el museo sólo cuesta 1 euro.

Vía: Museo del Ferrocarril en Madrid



Imagenes:
archivo:Museo-Ferrocarril-Madrid.jpg


El arte y los monumentos de los que pueden disfrutar los turistas y residentes en Madrid son numerosos, pero uno de sus lugares más característicos tiene un estilo mucho más desenfadado. Hablamos del Museo de Cera, que desde hace años propone un recorrido muy divertido a todos sus visitantes, y se convierte en una de las recomendaciones sobre que ver en Madrid.

Situado en una zona muy céntrica, el Museo de Cera invita a disfrutar de un viaje a través de representaciones temáticas de personajes muy conocidos. Además, incorpora otros atractivos secundarios con los que rentabilizar la entrada al museo, como el clásico sistema multivisión, que nos lleva a través de la historia de España, el tren del terror, y el simulador de realidad virtual.

Pero lo más famoso del Museo de Cera de Madrid son sus colecciones de figuras, divididas en las siguientes categorías: espectáculo, deporte, terror, infantil, arte, historia, y ciencia y literatura. La recopilación de figuras es tan variada que seguro que sorprende a más de un visitante, y destaca por contar con temas tan distintos que, de una u otra manera, agradarán a toda la familia. No faltan figuras históricas, pero tampoco personajes del cine y los comics, como Jack Sparrow de Piratas del Caribe, Superman o Spider-Man.

La entrada al museo cuesta 16 euros los adultos, y 12 euros tanto los niños como los mayores de 60 años. Está abierto de 10 a 14:30 y de 16:30 a 20:30, excepto los sábados, domingos y festivos, cuando el horario se amplía de 10:00 a 20:30 sin descanso.

Vía: Museo de Cera de Madrid



Imagenes:
archivo:Museo-de-cera-de-Madrid-Toy-Story.jpg


Visitar la capital de nuestro país en semana santa puede parecer una locura, pero lo cierto es que son muchas las personas que abandonan la ciudad en estas fechas, y resulta un buen momento para visitarla. Una visita a Madrid con motivo de esta festividad se puede convertir en un plan más que ideal si tenemos intención de viajar en pareja.

En este caso os queremos recomendar varias propuestas relacionadas con los musicales, que ya desde hace tiempo han convertido el centro de Madrid en uno de los núcleos culturales en cuanto a este arte más importantes, siguiendo el estilo de Broadway, aunque de momento a menor escala.

Con 40 - El Musical vais a tener una garantía de pasar un buen rato escuchando buena música y disfrutando de coreografías dignas de la mayor superproducción norteamericana en la Semana Santa en Madrid. Esta obra se está representando en el Teatro Rialto Movistar, en la zona de la Gran Vía. Sin salirnos de la propia Gran Vía tenéis otra excelente opción: Los Miserables, una obra que ha dado la vuelta al mundo y que cuenta con una mítica historia como garantía de saber que pasarás un rato inolvidable. Y como última recomendación, no nos olvidamos de El Mago de Oz - El Musical, un espectáculo que estará sólo por tiempo limitado y que también ha cosechado críticas muy positivas.

En definitiva, los amantes de los musicales podrán disfrutar de la semana santa en Madrid de una manera totalmente satisfactoria.



Imagenes:
archivo:40-el-musical.jpg


En parte por su privilegiada posición, y también por la espectacular selección de plantas de la que hace gala, el Real Jardín Botánico de Madrid se ha convertido en uno de los principales focos de interés turístico de la ciudad.

El lugar en el que está emplazado es fundamental para que atraiga la atención de los turistas, dado que se encuentra, desde el año 1781, en el Paseo del Prado, a pocos metros del Museo del Prado. También tiene cerca los Jardines del Retiro, por lo que una ruta para visitar los tres lugares es de lo más recomendable si tenemos pensado pasar un día en Madrid y queremos ver algunas de las principales atracciones culturales de la ciudad.

Recorrer el Real Jardín Botánico de Madrid no es complejo, dado que se fundamenta en cuatro terrazas llenas de plantas interesantes en las que podemos detenernos. Cada una de las terrazas cuenta con distintos tipos de plantas, divididos de manera específica para que tengamos cierto sentido de organización al visitar el lugar. Por ejemplo, en la planta de abajo del todo, la de los cuadros, están las plantas medicinales, además de plantas aromáticas y rosales de gran belleza. Es conveniente utilizar un mapa e ir marcando todas las plantas y secciones que vayamos viendo para no dejarnos nada.

Es importante destacar, por otra parte, que el Real Jardín Botánico de Madrid, cuenta con una larga historia también en cuanto a su arquitectura. Cada una de las terrazas y el lugar en general son de una gran calidad, y representan distintos estilos, tanto románico en su planta más elevada, como una terraza más moderna que diseñó en el año 2005 Fernando Caruncho, especialista en paisajes.

La tarifa para entrar en este jardín de Madrid no es muy elevada, 2,50 euros, y permite pasar un rato relajante rodeado de auténtica naturaleza. Además, hay exposiciones constantes para disfrute de los visitantes.

Vía: Real Jardín Botánico de Madrid



Imagenes:
archivo:Real-Jardin-Botanico-de-Madrid.jpg

Viajar por España es tu blog de viajes por España, escapadas de fin de semana, restaurantes, hoteles, y turismo por España en general

Who's new

  • Alfredhap
  • hongesson1
  • HaroldAlex
  • RobertMisy
  • edennina3301652

Who's online

There are currently 4 users and 2 guests online.

Online users

  • cynthiama3
  • phylliscn69
  • marcylf1
  • steklodelgkl