PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

barcelona



Tossa de Mar es una pequeña población de pescadores dotada de un gran pasado histórico y cultural. Está situada a medio camino entre Barcelona y la frontera francesa, específicamente en la costa de Girona y gracias a sus bellos paisajes ha logrado convertirse en uno de los destinos turísticos por excelencia en la Costa Brava desde hace más de 50 años.

Una postal conformada  por playas, pinares, acantilados y calas constituyen el perfil de la comarca de la Selva donde encuentra este paradisíaco lugar. Gracias a su ubicación geográfica, en el sector más meridional de la Costa Brava, es una visita ideal ya que abundan las propuestas culturales y las hermosas playas en las inmediaciones del mar Mediterráneo.

Tossa de Mar está dotada de una amplia variedad de complejos hoteleros y hostels para todos los gustos y su gastronomía es otra riqueza indiscutible de este lugar, capaz de deleitar a los paladares más exigentes.

El Casco Antiguo de Tossa de Mar

Tossa de Mar, acoge una de las murallas medievales más importantes de la Costa Brava, por lo que se convierte en una propuesta cultural muy interesante para aquellos que disfrutan de la arquitectura y la historia.

El casco antiguo Tossa de Mar se caracteriza fundamentalmente por sus torres de defensa construidas para custodiar el núcleo antiguo de la población. El castillo fue construido aproximadamente en el año 1118 y su muralla se construyó con el objeto de defender la ciudad, sin embargo durante el siglo XIX, el castillo decayó y se utilizaron sus restos para construir un faro.

Fue entre los siglos XII y XIV que se levantó esta impactante muralla a fin de defender a la ciudad de los piratas y en la actualidad se conserva casi en su totalidad su perímetro original y sus tres importantes torres cilíndricas conocidas bajo los nombres de Codolar, de las Horas y de Joanàs.

Las murallas del cabo de Tossa son el único ejemplo de población medieval fortificada que se conserva en la costa catalana, por esta razón en 1931 fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Por la belleza de sus playas y su patrimonio cultural y artístico, Tossa de Mar es sin dudas un destino muy concurrido que acoge cada año a miles de turistas.



Imagenes:
archivo:Tossa+de+Mar_+Spain.jpg


La cadena de hoteles HCC (Hoteles Centro Ciudad) es una de las más conocidas en su sector, habiendo debutado en el año 1993 con el St. Moritz, un hotel de cuatro estrellas situado en la calle Diputacio 264 de Barcelona.

Quienes estén buscando oferta hotel barato barcelona encontrarán en los hoteles de HCC una gran selección de propuestas de las que beneficiarse a lo largo de este verano. De su catálogo de hoteles, además del mencionado St. Moritz, tienen una gran selección de alojamientos en el centro de Barcelona, como el HCC Regente, uno de los hoteles más famosos de la ciudad, con cuatro estrellas y situado en uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona: la mismísima  Rambla de Cataluña, más exactamente en un edificio de tipo modernista que data del lejano año 1913, aunque restaurado y acondicionado para ofrecer a los clientes todas las comodidades que se requieren en la actualidad.

Otra buena recomendación de HCC Hoteles es el HCC Montblanc, que resulta ser también uno de los alojamientos más clásicos de la ciudad de Barcelona. Se encuentra situado en la famosa Via Laietana, muy cerca del barrio gótico, la Plaza Cataluña, o el Paseo de Grácia, justo delante del Palacio de la Música.

Demostrando que HCC tiene una gran presencia en el centro de Barcelona, ofrecen a los viajeros interesados la oportunidad de alojarse en el Hotel HCC Taber, que está a sólo unos pasos del Paseo de Grácia, al lado de la Rambla de Cataluña. Entre lo más característico de este hotel destaca que el edificio en el que está ubicado lo diseñó el arquitecto Domènech i Muntaner.

Con cualquiera de estas opciones los viajeros que estén pensando disfrutar de unas vacaciones en Barcelona encontrarán hoteles más que atractivos, recomendables e interesantes para no tener que desplazarse del centro de la ciudad y disfrutar así de sus lugares turísticos más llamativos.



Imagenes:
archivo:Hotel-HCC.jpg


Un lugar ideal donde podrás disfrutar la naturaleza, y que puedes visitar durante todo el año, durante un fin de semana es Berga, la antesala de los Pirineos catalanes, una zona de impactante belleza que te brindará una experiencia cultural y paradisíaca única. 

Si te has decidido por visitar este maravilloso lugar, a continuación detallo alguno de los sitios que no puedes omitir en tu recorrido: 

Uno de los lugares más destacados en el casco viejo de Berga, es  la plaza de Sant Pere, la cual se convierte en un mercado todos los sábados. Otros lugares a visitar son Sant Llorenç de Morunys o la Muntanya de Queralt, donde encontrarás el Santuario de la Virgen de Queralt.

Al oeste de Berga te encontrarás con la Sierra de Busa, en cuya cima gozarás de unas vistas espectaculares en el mirador del Capolat y la Presó del Francés. Atravesado por el río Aiguadora, se encuentra un valle impresionante, el valle de Valldora, cuya serrería de Ca l’Ambros  y su molino forman parte de un museo local que podrás visitar para reconstruir antiguas épocas.

Una de las celebraciones más conocidas en Catalunya es La Patum de Berga, nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. La Patum de Berga se celebra a fines de mayo o de junio, durante el Corpus Christi, constituyéndose como un evento increíble donde gozarás de la música, la danza y fuegos artificiales. 

Para quienes aman los deportes extremos y particularmente escalar, una visita obligada durante un fin de semana en Berga es el Pedraforca que está en el interior del Parque Natural Cadí-Moixeró. Uno de los picos más importantes de Berga, que cuenta con 2.497 metros de altura. El mejor momento para hacer tu excursión a Pedraforca es en otoño o primavera, pues con el frío se cubre de nieve y es imposible su acceso. 

En Berga, descubrirás maravillas arquitectónicas como la Iglesia Parroquial de Santa Eulalia, la Iglesia de San Juan de Berga o la Capilla de la Piedad o el Santuario de Queralt,  conocido también como “el balcón de Catalunya”, pues en su mirador podrás contemplar las vistas más maravillosas.



Imagenes:
archivo:pedraforca.jpg


Si no sabes qué hacer un fin de semana en Barcelona, te proponemos una ruta especial para realizar solo, con la pareja, o en familia, niños incluidos: visita al centro comercial las Arenas de Barcelona y un paseo por el Parque del Escurxador donde se encuentra la emblemática escultura de Joan Miró: “Mujer y pájaro”. 

En realidad el parque es también conocido como Parque Joan Miró, pero por costumbre se suele llamar con el nombre antiguo “Escurxador” o “Matadero” por estar ubicado precisamente antes de la construcción del parque, un matadero de animales.

Para empezar el día con energía y no perderla por el camino, te proponemos que dejes el coche aparcado donde de costumbre y cojas el metro, ya que  aunque el nuevo centro comercial las Arenas tiene parking, te va a costar bastante llegar por la cantidad de coches que se desplazan hasta allí, y más teniendo en cuenta que es un destino muy turístico, por estar al lado de las fuentes de Montjuïc y el Museo Nacional de Arte de Cataluña MNAC situado en el Palacio Nacional.

El destino: la parada de metro de la línea roja Plaza España, nada más salir te encuentras en frente la plaza de toros de Las Arenas que conserva su estructura arquitectónica característica, hoy convertido en un moderno centro comercial, y lo adivinamos con tan solo alzar la vista, y observar los dos miradores a lado y lado, por los que puedes acceder a través del centro, o bien subiendo en un ascensor acristalado desde el metro, pero este mes todavía sin inaugurar.

Lo que más te va a fascinar al entrar es su forma circular y su altura, acostumbrados a otros centros comerciales cuadrados que están esparcidos por toda Barcelona y alrededores, te sorprende lo vanguardista de su puesta en escena, el cristal en contraste con la fachada antigua, combinado con las tiendas más modernas y con los escaparates más llamativos, como una especializada en jabones de formas comestibles. También nos encontramos con marcas exclusivas como la joyería Tous, y la de ropa Desigual cuya tienda es una enorme explosión de color, música y gente. Cafeterías, restaurantes y el Museo del Rock en la última planta, donde unos pasos más y sales a la terraza, te deja sin habla la espectacular vista de la Plaza España por un lado y del parque de Joan Miró por otro, adivinamos a lo lejos, justo a los pies del centro, pero en medio de las palmeras, un chiringuito donde la gente se sienta a tomar el sol y beber cervezas, lo que muchos olvidan, es que precisamente el propietario del  local junto al centro comercial Las Arenas, tuvo que luchar con uñas y dientes para que no lo destruyeran, como estaba planeado por el ayuntamiento, y ahora es una parte esencial del paisaje y de nuestra ruta, un lugar ideal para  descansar del bullicio y admirar serenamente los árboles del parque de l'Escorxador, o parque Joan Miró: tu elijes cuando regresar al fascinante ocio de las compras.



Imagenes:
archivo:lasarenas.jpg


 

Ya se sabe que las montañas de Montserrat, se utilizan como un santuario católico, pero para visitarlo es indiferente la religión que uno ostente, cualquiera lo puede visitar, y ser partícipe de la belleza natural y arquitectónica del lugar.

Para ir a Montserrat sin vehículo es aconsejable llegar primero a la  estación de metro de la plaza de España de Barcelona, hay un pasillo que no tiene perdida y conduce hasta los Ferrocarriles de La Generalitat; es fácil equivocarse de tren por eso recomendamos que preguntes a las personas informadoras que hay en la entrada, sobre el tren que va a Monistrol.

Al llegar  a la estación de Monistrol ya ves las montañas de Montserrat y seguro que será una de las primeras fotografías que harás sobre tan impresionante imagen, instantes después de apretar el clic de la cámara, puedes escoger la forma de subir, con el cremallera por tierra o a través del teleférico, las dos opciones son seguras, pero el  Teleférico es como una atracción que descarga mucha adrenalina, ya que a la mínima brizna de aire se mueve que da gusto o disgusto según para quien.

Cuando llegas  a la gran explanada de Montserrat te das cuenta que sin entrar en recinto alguno, el recorrido ya es un museo al aire libre, por el santuario y su entorno, que permite disfrutar de un conjunto de elementos arquitectónicos, esculturales y naturales de gran interés.

La abadía seas de la religión que seas debe ser visitada, solo el órgano ya es digno de mención, lo que pocas personas saben es que cada día a las diecinueve horas  la Escolanía de Montserrat interpreta el Virolai.

El museo está confeccionado con obras donadas por particulares, con objetos de orfebrería, tallas y pinturas, y el paseo hasta la cueva donde dicen que se apareció la virgen está dentro del parque natural.

Para joyas o recuerdos, alimentos de la comarca, para descansar, para admirar el horizonte, no hay problema, está todo pensado para el visitante, y sus propuestas de ruta son otra de las opciones que te ofrece Montserrat, como el paquete de  visita completo, en el precio te entra la subida en teleférico o en tren cremallera, cuatro itinerarios que puedes realizar con el soporte de un mapa y una guía con varios idiomas, entre ellos el castellano y catalán, inglés, ruso y japonés.

En este paquete también tienes la opción de visitar el santuario con una audioguía que te informa de la leyenda, la historia y los aspectos más importantes de su construcción. También tienes la oportunidad de visitar el museo Montserrat, el espacio audiovisual y una cata de licores en su tienda. Para el alojamiento en caso de querer pernoctar es mejor encargarlo antes de ir, suele estar lleno gran parte del año.

 



Imagenes:
archivo:montserrat.jpg


Barcelona es un destino turístico clave en el que disfrutar con una escapada romántica de fin de semana. Si bien la ciudad es enorme y está llena de actividades a las que dedicar nuestro tiempo, siempre viene bien tener algunas recomendaciones como las que os vamos a hacer.

Para alojarnos, uno de los hoteles más recomendables y que nos ha interesado especialmente es el Icaria Barcelona, que cuenta con varias promociones accesibles desde su web y dispone de varios tipos de suites, como una con jacuzzi.

Si queremos una actividad de ocio que nos mantenga ocupados el día entero, una clara recomendación es visitar el Tibidabo, el parque de atracciones más antiguo de España y también uno de los más clásicos y entretenidos.

Las actividades culturales también pueden estar en nuestra agenda, y en este caso, si queremos sorprender a nuestro acompañante, no nos podemos perder el Museo Egipci, el Museo del Perfume, o el Museu de la Música.

Cuando hayáis terminado de recorrer la ciudad, ver sus calles o visitar algunos de sus lugares más emblemáticos, como el barrio gótico, o las ramblas, nos queda buscar un buen restaurante. Con las opciones que mejor os lo pasaréis será con un buen lugar donde cenar mientras disfrutamos de un espectáculo, como por ejemplo, La Posada Maldita en Cerdanyola del Vallès, o El Castillo de las Tinieblas, en Gavá.

Foto: Ciutat de Barcelona



Imagenes:
archivo:barcelona.jpg


 

Barcelona tiene tantos museos y lugares que visitar como hoteles interesantes en los que alojarnos si estamos buscando calidad y algunos servicios de primer nivel en sus suites más lujosas.

Si tenemos intención de visitar la semana santa de Barcelona, seguro que estáis buscando un hotel en el que relajaros y pasar el rato cuando lleguéis agotados después de la ruta turística y de apreciar los mejores lugares de la ciudad.

El Hotel Icaria Barcelona es una grata sorpresa en cuanto a un buen lugar en el que alojarnos, habiéndose convertido en un hotel muy especial para todo tipo de ocasiones. Y no sólo tienen habitaciones normales, sino también suites de lo más destacadas y lujosas, como la Jacuzzi Suite.

En ella nos vamos a encontrar con una habitación de atractiva decoración y que destaca especialmente por su elemento clave: el jacuzzi, en el que podréis disfrutar de una experiencia inolvidable con vuestra pareja.

Otras de las suites del hotel son la business suite, con despacho incluido, y la junior suite, que también ofrece un pequeño lugar de trabajo, pero a un precio más económico.

Por otro lado, Hotel Icaria Barcelona regala desayuno para reservas realizadas con 20 días de antelación, y por un gasto superior a 145 euros se ofrecen amenities, además de parking gratuito para todas las reservas realizadas desde internet.

Este hotel se encuentra situado en la Avenida Icària, y cuenta con unas instalaciones de gran calidad.

Vía: Hotel Icaria Barcelona

 



Imagenes:
archivo:hotel-icaria-barcelona.jpg


Sabemos que a veces lo más romántico que podemos hacer en pareja es pasar un poco de miedo, desde lo saludable de un lugar controlado, pero con una pizca de terror que nos haga abrazarnos a nuestra pareja en situaciones de pánico.

Esto es lo que nos ofrece el restaurante La Posada Maldita, que se convierte en el local perfecto para cenar y dar final a una escapada romántica de fin de semana.

Se encuentra situado en Cerdanyola del Vallès, en Barcelona, y está abierto los viernes, sábados y vísperas de festivos para todos los curiosos que quieran disfrutar de una noche de lo más impactante y original rodeados de personajes terroríficos y un nivel de espectáculo que realmente merece la pena ver.

El menú de La Posada Maldita esta formado por platos tan singulares como los entrantes poseidos, el estofado de fiambre con guarniciones venenosas, y el postre sangriento. Dicho de otra manera, hay tabla de embutidos y parrillada de verduras, lomo de cerdo a la naranja con cuscus, y lionesas de nata con chocolate fundido.

Para beber nada mejor que una jarra de sangría para cada cuatro o cinco personas y agua. Todo al precio de 38 euros por persona.

Vía: Restaurante La Posada Maldita



Imagenes:
archivo:La-Posada-Maldita.jpg


 

Durante 362 días al año, el Museu Egipci de Barcelona (Museo Egipcio de Barcelona) se convierte en un muy buen destino para los interesados en disfrutar con piezas de colección de enorme antigüedad.

Otros museos de la ciudad le prestan atención a la época de los egipcios, pero en este lugar nos vamos a encontrar específicamente un monográfico espectacular que recrea lo más característico del antiguo Egipto.

Si eres un fan de esta época y te pregunas qué ver en Barcelona, esta es una visita que debes considerar como obligada. Incluye alrededor de 1,000 objetos diferentes procedentes de una colección privada, que nos acercan a las costumbres de las antiguas civilizaciones de Egipto, detallando hasta la última de sus tradiciones mediante a objetos conservados con un cuidado profesional.

Los visitantes se pueden preparar para recorrer más de dos mil metros cuadrados en tres salas distintas. Además, hay biblioteca, aulas de formación para determinados momentos del año, y una de las salas centralizada en exposiciones que van cambiando con el tiempo y que se convierten en el reclamo ideal para tener un buen motivo de visitar el museo en varias ocasiones aún cuando ya lo conocemos.

El precio de la entrada a este museo de Barcelona es de 11 euros los adultos, y 8 euros la entrada reducida.

Vía: Museu Egipci de Barcelona

 



Imagenes:
archivo:Museo-Egipcio.jpg


 

La música, como cualquier otro medio artístico importante, tiene su propio museo representado en la forma del Museu de la Música de Barcelona, situado de forma céntrica en la ciudad condal, en L'Auditori.

Los amantes de los instrumentos musicales y de la música en general encontrarán en él una clara recomendación sobre qué ver en Barcelona. Especialmente porque el museo está planteado de forma que tenga un atractivo importante tanto para los mayores como para los más pequeños del hogar.

En el Museu de la Música de Barcelona los visitantes se encuentran con más de 500 instrumentos musicales de diferentes épocas y no sólo procedentes de la cultura occidental más conocida. Se reconoce a este colección como una de las más importantes de España dentro del sector. Para que los visitantes disfruten más de cada uno de los recorridos, encontrarán música, texto e imágenes acompañando cada uno de los instrumentos y secciones del recinto.

Como es tradición, el museo dispone también de un apartado dedicado al trabajo y los músicos catalanes, así como diferentes exposiciones que ocupan temáticas variadas en relación a este mundo, no sólo instrumentos, sino también sobre técnicas de música y control del sonido.

Para los curiosos y completistas del sonido, el museo recopila más de 7.000 piezas sonoras diferentes.

Vía: Museu de la Música de Barcelona

 



Imagenes:
archivo:Museu-de-la-Musica-de-Barcelona.jpg

Viajar por España es tu blog de viajes por España, escapadas de fin de semana, restaurantes, hoteles, y turismo por España en general

Who's new

  • Alfredhap
  • hongesson1
  • HaroldAlex
  • RobertMisy
  • edennina3301652

Who's online

There are currently 2 users and 5 guests online.

Online users

  • roseui11
  • joyhx4